martes, 17 de septiembre de 2019

JURA POINT DE CROIX - Desafío de Verano 2019

Esta es mi modesta colaboración en el Desafío de Verano 2019 que nos propusieron a mediados de junio Irène y Chantal de JPC (Jura Point de Croix).

Alfiletero
(delante)

 Alfiletero
(detrás)

De todos los esquemas gratuitos que me mandaron he hecho una composición con las tres ocas diferentes que había. También he cambiado la rama del cerezo y he adaptado los cestitos de cerezas.

Ya veis que el lino era muy parecido al hilo de las ocas, así que no tuve más opción que perfilarlas con un amarillo suavecito.

El cojín lleva una trasera con una tela de mi "baúl de los tesoros" (ay!!! que ya me queda poquita!!!) y le puse unos bodoques de pasamanería que provienen de mi último viaje a Utrecht (ya he empezado a usar el material comprado!!!).

Os comparto unas cuantas fotitos del bordado:
 En su conjunto
 La cesta colgante de la rama del cerezo
 El cesto cargadito de cerezas junto a la oca 
que quiere coger las cerezas de la cesta colgante
 Las dos ocas erguidas con sus cerezas emprenden el camino
 Detalle de la rama del cerezo
 
Era un desafío misterioso (ya es el 9º año que nos proponen desafíos!!) y no se podía publicar nada hasta hoy (17 de septiembre de 2019), cuando se levanta el telón y vemos lo que han bordado y finalizado todas las compañeras en el blog de JPC (aquí), donde también darán gratuitos todos los esquemas de la propuesta ( a partir del 19 de septiembre de 2019).


Por si queréis ver los otros desafíos de JPC, los tengo recogidos en artículos anteriores: el de 2018 (aquí) y los anteriores al 2018 y otras propuestas gratuitas (aquí). Y todos los esquemas gratuitos también los tenéis en el menú lateral del blog de JPC (aquí).
 
 
Yo voy a pasearme un ratito por su blog para ver las bellezas que han hecho las compañeras.


¡¡MUCHAS GRACIAS IRÈNE Y CHANTAL!!

miércoles, 11 de septiembre de 2019

¿Quién vive en Zevenbergen (Holanda)?

Ha llegado la hora de desvelar el misterio: ¿Quién vive en esta casita de Zevenbergen?




 La creativa diseñadora de Patchwork Els Feteris:


 Sus diseños se comercializan bajo la marca BOBBIN:

 De ella hice hace poquito esta muñeca costurero (aquí podéis ver el artículo):


Y me dejó entrar, fotografiar y disfrutar de su taller. Ya se lo dije a ella y ahora os lo confirmo: "Me encantaría vivir en su taller creativo!!!!"

Mirad las fotitos que hice en su taller y me entenderéis:












Este es un nuevo futuro proyecto en el que está embarcada. Sus piezas son superpequeñas!!!!


Y este es el proyecto que gratuitamente da en su Facebook (aquí): COUNTRY MEPPIE QUILT. Un quilt de unos 105 x 115 cm que durará todo el año 2019. Los patrones se pueden descargar gratuitamente cada primera semana de mes (de enero a diciembre 2019) en Patchons avec Bobbin.



Su blog lo tenéis: aquí

Su website donde podéis comprar on line sus creaciones: aquí.

Mi marido encargó a los Reyes Magos dos kits y un patrón. AAAG!!! Tengo que esperar mucho y encima portarme muy bien.


¡¡Muchas gracias Els Feteris por tu simpatía y

por cómo nos acogistes en tu casa!!


viernes, 6 de septiembre de 2019

Buscando una mercería en Utrecht (Holanda)

Siempre llevo un costurero de viaje y a mi pequeño le monté un mini costurero de emergencia, pero en ninguno de ellos tenía el color de hilo que necesitaba para coserle un par de cortinas para su nuevo piso.

Así que empecé a buscar mercerías por Utrecht. Google me daba como mercerías tiendas de lana. Cachis!!! Tendré que pensar en otra opción.

Y la encontré: una tienda de patchwork divina!!!!!
 
Carol Cox (Oudegracht 380, 3511 PR Utrecht)


 Con una dueña muy atenta y colaboradora.
 Ya me hubiera quedado.




Allí encontré todo lo que necesitaba.

Pero como siempre pasa, cuando no lo buscas, lo encuentras. De regreso a casa, encontré esta tienda que es una pasada: una supermercería especializada en pasamanería.

Passementerie Baars en van de Kerkhof (Lijnmarkt 33, 3511 KG Utrecht)



 Mirad qué cuadritos de navidad tienen como idea para hacer:

Y antes de llegar al tranvía, encontré otra tienda de lanas y mercería muy bien abastecida:

Ria’s Fournituren (Zakkendragerssteeg 31, 3511 AA Utrecht)



También compré cositas para futuros proyectos:

En fin, con el material comprado en mi bolso, me dirigí a casa. ¡Que tenía que coser un par de cortinas!

¿Qué? ¿Ya habéis pensado qué diseñadora holandesa que me chifla puede vivir en esta hermosa casita de Zevenbergen?



 El secreto se desvelará en el siguiente artículo. ¡Paciencia!

domingo, 1 de septiembre de 2019

El verano es para disfrutar... viajando: Holanda

Tras calcular las diferentes opciones y decidirnos por una, cargamos el coche con todos los bultos y con mucha resignación y paciencia, nos metimos en carretera.



Ya lo veis: 15 horas de trayecto entre Palamós (Girona, España) y Utrecht (Holanda).Todo tiene su razón de ser: Jaume, mi pequeño, se ha ido a trabajar a Ámsterdam y a vivir a Utrecht!!!!!


Suya fue la decisión. Allí tiene espectativas más favorables para desempeñar un trabajo especializado y acorde a sus estudios realizados. Y a mí me corresponde apoyarle. Los hijos son nuestros pero vuelan del nido (primero a la universidad y luego al mundo laboral). Un nuevo país, una nueva lengua (otra más en su bagaje lingüístico), un nuevo trabajo (de lo suyo)... y una nueva casa.

Y aquí entramos mi marido y yo. Un viaje largo en coche para llevarle todas sus cosas y montarle su nueva casa.

Ya os lo dije: es un viaje muy querido sobre todo porque allí ha "anidado" mi pequeño (¡qué mayor y responsable se ha hecho!) y una parte de mi corazón está desde hace un tiempito en Utrecht.

Llegamos un viernes de noche, noche. Descargamos todo. El sábado tocó ir a Ikea a buscar las cositas que faltaban, pero hubo una evacuación en Ikea y todo el plan se fue al traste. Menos mal que abrían el domingo!!! Por fin ya teníamos todo comprado y trasladado al piso. Ahora tocaba montarlo todo, pero para eso teníamos una semana de trabajo por delante mi marido y yo. ¡¡¡¡Cuántas llaves allen!!!!

Así que aprovechando el fin de semana y que disponíamos de la compañía de mi pequeño, nos dedicamos a hacer un poco de turismo.

Utrecht es una preciosidad. Ya domino a la perfección el tranvía (TRAM) para ir al centro. En tres estaciones empecé a disfrutar: está lleno de canales, bicicletas, el mercado de las flores...
 
Tras la Estación Central y sus aledaños, fuimos a "Olivier":

una antigua iglesia católica reconvertida en cervecería. 


¡¡¡Empezamos bien!!!


Os comparto unas cuantas fotitos del centro de Utrech (fue la única tarde que llovió):








El domingo, quedamos con un amigo de mi hijo y su familia en Ámsterdam (ellos estaban allí porque la hermana de su amigo se iba a colaborar con una ong a Tanzania y todos fueron a despedirla). Una gran ciudad con sus tópicos. Es preciosa pero estaba llenísima de gente.

Os comparto unas cuantas fotitos de Ámsterdam (aunque amenazaba lluvia, no llovió):








El jueves por la mañana, tras tener todo el piso montado, pudimos hacer algo de turismo. Nos dirigimos a Zevenbergen:

Allí vive alguien muy especial: ¿Sabéis quién vive aquí?
Pues para saberlo, tendréis que esperar a un nuevo artículo del blog. Mientras tanto, id pensando. Es una diseñadora holandesa que me tiene loquita con todas sus creaciones. ¿Quién será?

Desde allí nos desplazamos a Kinderdijk:



Para ver unos molinos preciosos de finales del S. XVIII:

Aquí los podéis ver:



Hay un molino que está restaurado y reconvertido en una especie de museo etnográfico al aire libre:
Es este:
 la barquita que usaban:

Estamos a 2 metros bajo el nivel del mar:

La cocina al lado del molino:



Y hasta aquí llegó el viaje turístico. Ahora me toca explicaros la peripecia de buscar y encontrar una mercería en Utrecht, pero eso será en el siguiente artículo.

¡Hasta pronto!